Las mentiras que nos contamos

Mi profesor de matemática en el colegio me dijo que los números jamás mienten. Ahora puedo aceptar que siempre tuvo la razón.

Durante el año 2018, el ejército israelí bombardeó 865 veces la franja de Gaza. Más de mil misiles, 180 ataques aéreos, 299 palestinos muertos y más de veintinueve mil heridos. Entre 1947 y 1948 el estado de Israel realizó una limpieza étnica, expulsando a más de setecientos mil palestinos de sus hogares; sin compensación, sin razón y en la mayoría de los casos, de forma violenta. Son más de dos millones de personas las que están atrapadas en la Franja de Gaza, sometidas a un bloqueo por aire, mar y tierra. Según estimaciones de la ONU, para el año 2020, será inhabitable.

Busquemos un poco más. El año 2018 fue el menos mortífero en Siria. Fallecieron aproximadamente veinte mil personas, de las cuales un poco más de seis mil eran civiles. Los números desde el 2011 son escalofriantes: cerca de trescientas mil muertes, seis millones han abandonado el país y otros siete se han desplazado de sus hogares.

La guerra contra el narcotráfico en México lleva activa desde el año 2004. En este caso los números varían dependiendo del estudio, sin embargo, el más recatado asume que desde ese año son cerca de cien mil las muertes producto de este conflicto interno y más de trecientos mil los desplazados a lugares más seguros.

Durante el año 2018, se destinó 1,73 billones de dólares en gasto militar a nivel mundial. Estamos hablando de casi dos millones de millones (números absurdos) gastados en un planteamiento que no busca nada más que la supervivencia del uno pagando con la muerte del otro. Qué manera de temernos… de odiarnos.

Un estudio de la FAO realizado durante el año 2015, determinó que se requerirían 267 mil millones de dólares anuales para erradicar el hambre mundial para el año 2030. Eso significa menos del quince por ciento del presupuesto que mantienen vivas las guerras.

Estos números no mienten. Basta navegar un par de minutos en internet para encontrar fuentes confiables con datos exactos y, sobre todo, sorprendentes. En el mundo cada día ocurren muchas cosas que debería llamar nuestra atención. Sin embargo, mientras el mundo se desbarata nosotros…

¿Qué hacemos nosotros?

Mentir.

David Livingstone filósofo de la Universidad de Nueva Inglaterra, en su libro «¿Por qué mentimos?» menciona que el ser humano es el único animal capaz de engañarse a sí mismo. Las razones por las que lo hacemos son múltiples, en la mayoría de los casos, es un instinto de supervivencia para evitar el rechazo, aumentar la autoestima, evitar las críticas, etc.

Ahora bien, ¿Qué relación tienen las mentiras y los números presentados inicialmente?

En mi criterio, todo se encuentra complejamente ligado. Somos cuasi conscientes de todo lo que sucede en el mundo. Vemos las noticias y nos sorprendemos por las migraciones, las guerras, las muertes, etc. Lastimosamente, esta capacidad de atención que le damos a los problemas importantes se debilita con facilidad cuando frente a nosotros se presenta un contenido vacío que invita a obviar lo importante.

Apuesto por un ejemplo fácil de digerir. El 19 de enero de 2019, el diario El País de España, publica en su cuenta de YouTube un cortometraje documental llamado ‘Gaza’, que, al día de hoy, domingo 03 de febrero de 2019 cuenta con menos de quince mil reproducciones. Cabe destacar que ese video se hizo acreedor al premio Goya 2019 como mejor cortometraje documental.

El mismo 19 de enero se colgó en YouTube un video de reggaetón llamado «Historia de amor» de los artistas Daleka y Giorgia Ferraro. Actualmente esa canción cuenta con más de trescientas mil reproducciones. Aquí nace nuevamente una pregunta inquietante, ¿a qué le prestamos atención?

El fútbol, la música, la farándula, entre muchas otras cosas, funcionan perfectamente como distractores sociales. Hace algunos días leí algo curioso que me llegó en uno de esos grupos de WhatsApp que han quedado suspendidos en memes y emoticones. La frase decía: «Ya tenemos mucha gente que se ama a sí mismo; es tiempo de encontrar gente que ame a los demás”. Me gustó.

Estamos en la capacidad de mentirnos cuantas veces sea necesario y cuantas veces creamos conveniente. Es tan común que nadie advertirá nuestro descaro. Incluso de esa forma podemos terminar construyendo una realidad que se ajuste perfectamente a la medida de nuestra imaginación. Podemos decirnos mil cosas, por ejemplo, que cambiamos de celular cada año, sin siquiera pensar en los niños de las minas de cobalto que enferman por conseguir ese material para las baterías de nuestros teléfonos.

También podemos colaborar comprando la última camiseta de nuestro equipo favorito para que así el club tenga la capacidad de acometer un gran fichaje. Es fácil mentir para olvidarnos por completo de los derechos de las personas que trabajan maquilas fabricando esta indumentaria

Existen mil formas de mentir, de mentirnos, aunque no esté justificado. Toda certeza es cuestionable, excepto aquella que habita en nuestros ojos. La persona que está frente al espejo y que, a pesar de todas las máscaras con que queramos disfrazar a la vida, en el fondo siempre sabrá la verdad.

Estoy convencido que quitarnos la venda de los ojos para digerir la realidad será un proceso lento y, sobre todo, desgarrador. Pero también estoy convencido que, solo asumiendo la verdad, es la única forma que lograremos salvarnos de nosotros mismos. Es tiempo de enfrentar las mentiras que nos contamos.

P.D. Por si están interesados, dejo el enlace de ‘Gaza’, son dieciocho minutos alejados de las mentiras.

3 comentarios sobre “Las mentiras que nos contamos

  1. Hermano, muy bien. Que reconfortante es saber que hay personas que quieren hacer y no sólo criticar o, como dices, simplemente no decir nada y venderse los ojos. No sabía que tenias un blog, excelente.

    Le gusta a 1 persona

Responder a jorg3nrique Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s